Pingüinos Adelia

460
0
Compartir

pinguinosLos pingüinos Adelie o Adelia, reciben su nombre en honor a la esposa del explorador francés Dumont D’Urville que los descubrió en la Antártida en 1830. Esta especie junto con los Emperador y Gentoo, son los únicos pingüinos considerados antárticos. Llegan a medir de 60 a 70cm y a pesar hasta 4 kg, una de sus características principales es el anillo blanco que rodea sus ojos y su pico rojo. Se reúnen en octubre cuando es época de reproducción y construyen sus nidos de pequeñas piedras que se encuentran en las heladas playas. Su llamado de apareamiento es gutural, parecido a un llanto, es emitido por los machos. En diciembre, el mes más cálido en la Antártida (-2º grados), la pareja se alterna para incubar los huevos, que pueden ser hasta dos. En marzo, la pareja y la cría regresan al mar. Anidan en colonias que llegan alcanzar hasta las 200 mil parejas pero hay colonias muy pequeñas de tan solo 20 parejas. Los nidos los hacen muy cerca uno del otro. Sí una pareja logra con éxito la crianza, es seguro que el próximo año lo vuelvan a intentar. Ponen hasta dos huevos pero por lo general solo se logra uno que sale del cascarón entre los 32 y 38 días de incubación. Cuando los pichones crecen, forman “guarderías” donde se reúnen mientras sus padres van a conseguir alimento. A los dos meses de edad, con el plumón mudado a plumas juveniles, ya se pueden valer por sí mismos.
El Zoológico Guadalajara recibe 12 ejemplares, 6 machos y 6 hembras en edad reproductiva, mismos que se albergarán en un espacio perfectamente adaptado a sus condiciones de vida, una temperatura ambiental de 2ºC y de 4º a 6ºC la temperatura del agua. El alimento principal en el parque consiste en pescado kapelin, arenque y krill, además de complementos alimenticios que aseguraran su buena alimentación. Para mantener sus patas en buen estado, es necesario que haya una maya plástica que amortigüe sus pasos y saltos que debe de estar cubierta de fino hielo para lo cual se cuenta con una máquina para hacer nieve artificial. El ciclo de luz también debe ser controlado, ya que en épocas de invierno en la Antártida, el día es más largo, así que hay que hacer la adaptación para ellos.

Información tomada del: http://www.zooguadalajara.com.mx

Compartir

Dejar un comentario